Artículo, deseo, educación sexual, paradigma sexual, sexuación

CONOCERSE, CUIDARSE Y CULTIVARSE.

Muchas veces hemos escuchado que la primera persona que tiene que amarse, quererse, gustarse es uno mismo, así mismo hemos oído hablar de la salud mental, incluso que la mente y el cuerpo están íntimamente ligados y que se retroalimentan mutuamente. Pero ¿a qué nos referimos?¿qué implica?¿cómo conseguir sentirse bien con uno mismo y con lo que se desea o con lo que se es? En la respuesta siempre se hace alusión al término aceptación (de uno mismo principalmente) y yo creo que no es correcto del todo.

La clave está en el concepto conocer-se, cuidar-se y cultivar-se. La base sobre la que se construye nuestro ser sexuado son nuestras sensaciones, emociones, gustos, apetencias, deseos. A medida que vamos conociéndonos, cuidándonos y cultivándonos, vamos construyendo nuestra identidad y por tanto el camino que queremos recorrer en el cuerpo que somos y sentimos. No hay que perder de vista que los seres somos más felices en la medida en que somos capaces de satisfacer nuestros deseos y necesidades.
Si bien es cierto, vivimos influidos y limitados por unos modelos de moral social y cultural establecidos, que a veces nos confunden hasta el punto de perder de vista la esencia básica que somos, y dejamos de sentir y escucharnos. Este quizá sea el primero de los motivos de que aparezcan sensaciones de disforia, displacer y de insatisfacción en general.
Por lo tanto, debemos comenzar a dar valor a nuestros sensaciones y sentimientos como faro que nos guía (si se me permite la aproximación). Ello sería mucho más fácil si desde pequeños se nos hubiese educado en un marco cuya idea central fuese “el conocimiento de uno mismo y del sexo para el entendimiento de las identidades y relaciones de los sexos”, más que de las prevenciones, peligros y riesgos.
Me quedo con una anotación esencial: “El sexo no es sólo un factor de riesgo; es, sobre todo, una cualidad de los sujetos”.
MSonia Ruiz
Referencias Bibliográficas:
Amezúa, E. Avances en Educación Sexual. La asignatura de los sexos. Anuario de Sexología 2008/ nº10/ pp. 139-154

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .