amatoria, amor, compartibilidad, deseo, erótica, esencia, experiencias, individualidad, paradigma sexual, Relato, seducción, vida

NOSOTRAS. Nuestra vida en relatos.

Halloween. Otra aventura juntas.

Cuando llega Violeta a la cafetería, Bárbara y Alice ya están sentadas tomándose una infusión de diferentes aromas, pues a ambas les apetecía algo calentito pero estimulante. Violeta antes de llegar a la mesa donde se encuentran sus amigas, se para ante el camarero en la barra y le pide que le ponga un “Café Bombón” señalando la mesa donde quiere que se lo lleve.

Mientras se acomoda Violeta saluda a sus amigas y Alice comenta divertida que el planazo de Bárbara no tiene desperdicio, e incita a Bárbara a que lo repita y a partir de ahí ya comenzarán a organizarse.

“En mi departamento -comienza diciendo Bárbara- este año, por alguna confluencia de los astros se les ha ocurrido celebrar Halloween. Y yo que siempre he pensado que estos montajes americanados no van nada conmigo, me apresuré a decir que con una servidora no contasen. Pues bien, al final han acabado endosándome la organización del mini evento, pues ya me había librado de unas cuantas celebraciones el año pasado y este. Después de horas dando vueltas a la cabeza, lo único que he logrado definir es la fecha (que ya estaba designada por adelantado ya que cae en sábado este año) y el lugar que, teniendo en cuenta que es en el local de la pareja de una de mis compañeras, y para confirmarlo hemos necesitado solo 2 minutos, creo que dejo claro lo mal que va el asunto. No tengo ni ideas, ni experiencia, por no tener, no tengo ni idea de la tradición”. Violeta comenta entre risas “Te estoy imaginado cuando te han confirmado que eras la agraciada para llevar a cabo el cometido. Creo que tu cara lo debía estar pidiendo a gritos. Necesitas un poco de acción porque llevas unas semanas muy relajada y hogareña para lo que acostumbras. No obstante, aquí nos tienes para preparar un evento terroríficamente deslumbrante, entre las tres lograremos que quede el listón muy alto”. “No sé cómo lo vamos a hacer en menos de 3 días, pero acepto la ayuda, por supuesto” responde una Bárbara sonriente y más serena tras suspirar al escucha a su amiga.

Alice rápidamente saca la pequeña libreta que siempre la acompaña en el bolso y comienza a apuntar lo que necesitan y las ideas que se les van ocurriendo. Cuando llegan a la decoración, Violeta dice “lo primero que hemos de hacer es ir al local para ver qué posibilidades nos da y así ir ideando cómo vamos a decorarlo y pensar en qué hemos de comprar, eso sí ¿de qué presupuesto estamos hablando?”

Después de hacer un repaso a todas las cuestiones básicas en relación con una fiesta de Halloween, se dirigen al lugar donde se celebrará el evento para pasar a la siguiente fase y ponerse en marcha, lo cual tampoco les lleva demasiado tiempo y a última hora de la tarde, tienen entre manos su proyecto definido y repartido por tareas. Violeta se encargará de la decoración, Bárbara de la música y actividades que tendrán lugar durante la fiesta y Alice del catering con productos y dulces típicos del motivo de celebración.

Cuando ya se están despidiendo para seguir al día siguiente por la tarde, tras sus respectivos trabajos, Bárbara añade una cuestión básica “Por cierto, nosotras nos vamos a disfrazar de brujas, porque juntas hacemos magia” Las tres ríen y aceptan la propuesta.

El sábado a primera hora de la tarde está todo preparado para recibir a todos los invitados a partir de las 21h. Las tres amigas se marchan a casa a caracterizarse y disfrazarse tal como habían quedado y a las 20.30h están de nuevo en el local dispuestas a disfrutar después del esfuerzo realizado. Bárbara se acerca a la barra, trae tres copas de champagne y dice “Cómo lo logramos, no lo sé, pero todo lo que nos proponemos juntas, lo hacemos posible”, Violeta la responde muy al estilo Bárbara “Nena, somos magia” y Alice concluye “Ya solo queda esperar a que el ambiente creado, las sorpresas preparadas y la comida, hagan su trabajo. Brindemos por otra aventura juntas” Alzan sus copas y tras un trago refrescante y cargado de chispeantes burbujas, se miran y sonríen con una complicidad única.

MSonia Ruiz.

Si quieres leer todas las publicaciones de esta historia, las encontrarás en el apartado Relatos

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .