amatoria, amor, compartibilidad, cultura, deseo, esencia, experiencias, individualidad, Relatos, valores, vida

NOSOTRAS. Nuestra vida en relatos.

La dulce espera.

Bárbara manda un audio al chat grupal en el que informa a Violeta y Alice de que se va a su pueblo, ya que su prima tiene cita con la ginecóloga. Les propone una cita la semana siguiente cuando ya esté de vuelta.

A las ocho de la tarde, Alice y Violeta entran por la puerta de la casa de Bárbara que, inquietas, esperan recibir toda la información acerca de la pronta llegada del bebé.

“Podéis sentaros en el salón que yo voy en nada” comenta Bárbara desde la cocina. “Cuantas cajas tienes ya por el pasillo” dice Violeta mientras abre una de ellas para comprobar que está llena. “Seguro que ya está preparando la mudanza, ya sabes que es muy organizada y poco amiga de los atracones de última hora en cualquier circunstancia” opina Alice, quien parece tener razón ya que lo confirma la aludida cuando llega al salón con un plato de mini croissants salados.

“Y bueno, cuéntanos que tal está tu prima Paula y Lucía” pregunta alegre Alice. “Pues Paula está estupenda. Desde la última vez que la vi hace tres semanas, su tripa ha crecido mucho. Además, según nos ha comentado la ginecóloga, el cambio a partir de ahora se notará más porque ya estamos en la recta final. Yo la veo guapísima. Y Lucía está creciendo como debe, todo dentro de los parámetros normales. Hemos podido verla en movimiento, pues cuando estaban haciendo la ecografía se ha girado en varias ocasiones. Qué sensación más rara y a la vez emocionante. Estoy deseando tenerla en mis brazos” relata una Bárbara radiante.

“¿Cuándo sale de cuentas? Que no recuerdo la fecha exacta” pregunta Violeta. “El 6 de abril” responde Bárbara y prosigue “no queda nada, y yo aún tengo mil cosas que hacer. Lo primero la mudanza, que está programada para la última semana de este mes, y después la llegada de la habitación para Lucía, la primera de marzo. No quiero retrasarlo más no sea que se vaya a adelantar algo y no esté preparada para su llegada. Además, yo me voy a Asturias a mediados de marzo para estar con mi prima las últimas semanas. Madre mía, no me lo puedo creer, cuantos cambios se avecinan. Os voy a necesitar porque habrá veces que no reconozca el suelo por el que piso, nunca mejor dicho, y sienta que soy otra persona en una vida totalmente diferente.” “Nos vas a tener a tu lado tanto como necesites” dice Alice cariñosamente con una mirada de profundo respeto y amor. “Solo tendrás que decirnos cuándo y cuánto, para no agobiarte, y allí estaremos” añade Violeta que la sonríe con la misma adoración que su amiga antes.

Mientras van tomando bocados de la comida que hay en la mesa y bebiendo limonada recién hecha, planean los próximos meses con la mayor de las ilusiones. La dulce espera, la llaman.

MSonia Ruiz.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .