amatoria, amor, compartibilidad, deseo, esencia, experiencias, individualidad, pasión, Relatos, seres cortados, valores, vida

NOSOTRAS. Nuestra vida en relatos.

El mejor comienzo posible.

Alice sale del despacho de su jefe y, mientras camina hacia su mesa de trabajo, escribe un mensaje en el chat grupal “Nosotras” donde invita a Violeta y Bárbara a cenar en su casa el sábado siguiente.

Las dos amigas han quedado para ir juntas y, aunque el mensaje no especificaba el motivo de la reunión, saben de sobra que es una celebración de las importantes. “Las cosas realmente significativas se celebran en la intimidad de tu casa, con tu gente más cercana” dice Bárbara, quien lleva una botella, del champagne favorito de Alice, en una preciosa bolsa cerrada con un lazo. “Cierto, además ha cocinado ella misma con ayuda de Hugo. Tanta dedicación y esmero solo pueden indicar una cosa, que nos va a comunicar algo muy especial, esencial” comenta Violeta, que también carga con un paquete delicadamente decorado.

El timbre de la casa suena cuando el reloj de la cocina marca las nueve en punto, la hora especificada en la invitación de Alice. La anfitriona se dirige a la puerta para recibir a sus invitadas, que suben por las escaleras mientras conversan alegremente.

Una vez dentro de la casa, se abrazan y Bárbara comenta lo intrigadas que ambas están, pero que no han querido preguntar nada estos días atrás. Violeta añade que saben que la ocasión merece el respeto suficiente como para esperar pacientemente a que ella les cuente, pero que también esperan que no tarde mucho. Las tres ríen sonoramente y Hugo se acerca para saludar y llevar los detalles que han traído, a la nevera.

Minutos después, cuando las tres amigas están ya sentadas hablando animadamente, Hugo dice desde el umbral de la puerta “Chicas, está todo listo. Alice, he dejado el hojaldre en el horno apagado, para que esté atemperado cuando lo vayáis a comer, pero recuerda que se puede ir secando así es que no tardéis mucho en servirlo. Pasadlo genial que, aunque pronto la celebración se extenderá a algunos invitados más, hoy es vuestro día. Yo voy a casa de mis padres que llevo dos semanas sin verlos y mi madre ya me ha reclamado” “Te dejaremos algo para que cenes cuando vuelvas” le informando Alice y antes de que pueda terminar, Hugo ríe y comenta “Te aseguro que no tendré hueco para nada, piensa que voy a casa de mi madre. No permitiría por nada del mundo que salga de allí sin cenar. Es más, dudo que no haya estado parte de la tarde haciendo su deliciosa tortilla de patatas. Es su modo de convencerme para que vaya más a menudo, cosa que las madres saben hacer muy muy bien.” Ríen todos admitiendo que las madres conocen los puntos débiles de cada uno de sus hijos y sentencian con aquello de “madre no hay más que una”.

Alice por fin descubre el motivo de la celebración “el otro día os escribí cuando acababa de decirme mi jefe que han estado valorando y estudiando, los últimos meses, el proyecto que le presenté, el cual les ha entusiasmado. Y el motivo de su retraso en comunicármelo, es que ya han estado elaborando el plan económico que lo sustentaría, a falta de que yo les transmita los detalles que quizás hayan podido pasar por alto. Pero lo más importante de todo, es que yo me animé y le hablé de mi intención a medio plazo de convertir el proyecto, en mi proyecto personal de negocio, y seguir nuestra relación como colaboración. Se lo solté casi sin pensarlo y, mientras lo hacía, sentía la tensión en mi estómago por el gran salto al vacío que suponía, sin haber valorado previamente si había una red debajo o no. Pues la había, ya lo creo que la había. Me dijo que le parecía maravillosa mi iniciativa y que se reescribiría ese plan económico. Estrechamos las manos y con ese gesto firmamos el comienzo de mi nueva etapa. A partir de ahí, todo burocracia. ¿Qué os parece?”

“Pues que es fantástico y, sobre todo, que eres tremendamente valiente. Felicidades” dijo de inmediato una feliz y sensiblemente emocionada Violeta. Bárbara por su parte añadió “eres una fiera, nena. Todo lo que te propongas, lo conseguirás. Y nosotras estaremos aquí para apoyarte y para brindar por ello. Así es que trae el champagne y las trufas “Delicatessen” que hoy comenzamos la celebración por todo lo alto, como se merece” y las tres, con amplias sonrisas y el brillo en los ojos que confiere la ilusión, no dudan de que es el mejor comienzo posible.

MSonia Ruiz.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.